1. Colocar un colchón en el suelo y tumbarse en posición fetal, del lado izquierdo.. Antes deberas tomar una infusión de tomillo cómo medio litro caliente, te prepara las paredes intestinales para desechar.
  2. Preparar un litro y medio de agua caliente en una jarra con una cuchara sopera de sal Himalaya y dejar enfriar.
  3. llenar el agua en la Bolsa del irrigador. y colocarlo a una altura de un metro y empezar ya aplicarlo con el objeto que viene adecuado para empezar.
    Se debe introducir el litro y medio de agua poco a poco va bajando de la bolsa al interior.
    Aguantar lo que puedas, y al lavabo, aquí comienza la limpieza, se estás realizando….
  4. Llenar la jarra de agua de nuevo, litro y medio de agua y sin sal. Vuelves ha realizar la misma operación en posición fetal izquierdo. Aguantas si puedes, y al baño de nuevo,se realiza expulsión de hace una semana hasta piedras…Y por último vuelves a llenar la jarra de litro y medio, pero en este caso agua fría, (para endurecer las paredes intestinales).

    Y la misma posición…Limpias lo que no te imaginas…Te das una ducha caliente, y te preparas una cataplasma de barro en el abdomen y vientre bajo para ayudar a la desintoxicación…Te preparas una infusión de manzanilla para entrar en calor y para relajarte y a descansar. Te quedas con una sensación de bienestar.

Deja un comentario

Acerca del autor de este artículo, David Alonso

Vivimos en la abundancia y no lo vemos. La ciencia es una creencia carencial, la ciencia no ve. Solo ve que carece de conocimientos suficientes por eso consume investigación. la ciencia busca fuera lo que no encontró dentro. Gozan poco por lo mucho que tienen y sufren mucho por lo poco que les falta.

Mostrar artículos relacionados del autor: