Nutrición’s Docs Veneno Nepello o matalobos

Ultima actualización: mayo 27th, 2019 - 03:13 pm

El acónito, nepello o matalobos (Aconitum
napellus) es una ranunculácea que crece en prados
montañosos. Hojas finamente divididas en numerosos
segmentos.
Numerosas flores de color azul-violeta, con forma de casco,
agrupadas en grupos racimosos al extremo de los tallos. Raíz
dilatada que en ocasiones ha sido confundida con nabos
(motivo más frecuente de intoxicación).

Toxinas

Todas las partes de la planta son tóxicas, pero en especial la
raíz y las semillas.
La toxicidad se debe sobre todo a un alcaloide esteroideo, la
aconitina, una de las mas poderosas toxinas vegetales, ya que
menos de 5 mg (presentes en tan solo 5 gramos de raíz)
pueden causar la muerte de un adulto, por su potente acción
neuro y cardiotóxica.
La raíz del acónito se ha usado en Asia desde hace más de
2000 años como agente homicida, como droga medicinal y
como veneno para flechas.

Manifestaciones clínicas

A los pocos minutos de haber ingerido la planta aparece
sensación de ardor en la boca y garganta, dolor abdominal
acompañado de vómitos e intensa sensación de sed,
acompañada de dolor de cabeza y debilidad.
Lo que confiere gravedad a esta intoxicación es la posibilidad
de afección cardiovascular y neurológica: en primer lugar
aparece una parálisis neuromuscular de tipo ascendente.
Se asocia después hipotensión, shock y arritmias cardíacas.
En algún caso la muerte se ha producido transcurridas tan solo
dos horas tras la ingestión.

Tratamiento

Es importante el vaciado del estómago, con emetizantes como
la ipecacuana, o mediante lavado gástrico, en el que será
recomendable utilizar una solución de tanino.
No existen antídotos específicos para los alcaloides: el
tratamiento debe ser sintomático y de soporte. Puede ser
necesario administrar cardiotónicos o vasopresores, y en
ocasiones la respiración asistida. El tratamiento debería ser
realizado en el medio hospitalario.

Etiquetas: Botánica, Planta

Padre: Hedera helix

Veneno